Skip navigation

A lo largo, espero, de muchas entradas, vamos a ir analizando un libro. Un texto, para mí, indispensable para movernos en ese difícil mundo de la Historia.

Lo escribió hace unos años el historiador español Josep Fontana y su título es INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DE LA HISTORIA. Fue publicado en el año 1999 por la Editorial Crítica dentro de su colección Nuevos Instrumentos Universitarios.

Voy a empezar por el capítulo 2 que habla del número de hombres, de la demografía en la Historia.

CAPÍTULO 2. EL NÚMERO DE LOS HOMBRES: VIDA, SUBSISTENCIA Y MUERTE DE LOS SERES HUMANOS

EL NÚMERO DE LOS HOMBRES
La población ha ido creciendo a lo largo de la Historia, aunque este crecimiento no ha sido regular, tiene ritmos diferentes.

AÑOS
MILLONES DE HABITANTES
TASAS DE CRECIMIENTO
-10000 4
1 170 0,037
1200 400 0,07
1500 450 0,039
1800 950 0,249
1998 5930 0,92

Esta disparidad en las tasas de crecimiento nos habla de la estrecha relación entre el número de hombres y su capacidad para obtener recursos para vivir. Por tanto, podemos establecer una primera división de la Historia de la Humanidad con dos fases: una primera en la que el hombre es depredador del medio y una segunda en la que se convierte en productor (la era de la agricultura).

Estas dos fases aparecen separadas por una cesura en torno al año 10.000 a.C., cuando un cambio climático significativo, unido a otras circunstancias, hizo que los grupos humanos tuvieran que adaptarse al nuevo medio, resultando de ello en última instancia el proceso de domesticación de plantas y animales y la paralela elaboración de una nueva dieta basada en un cereal (grano almacenable como el trigo, el arroz, el maíz o el mijo), acompañado de otros vegetales (guisantes, lentejas o judías) y animales (carne).
A partir del momento en que el hombre pasó a ser productor, la evolución demográfica ha conocido movimientos expansivos y regresivos de acuerdo con paralelos ciclos agrarios:

  • Un primer ciclo dura desde la aparición de la agricultura hasta el siglo VI de nuestra era, terminando con la crisis que coincide con las pestes  de los años 541-544.
  • Poco después se inicia la expansión agraria medieval que perdura hasta 1300 y finaliza con las hambres de la primera mitad del siglo XIV y con la terrible Peste Negra.
  • La tercera fase expansiva ya sólo conoció una época de estancamiento (crisis del siglo XVII o “pequeña era glacial”) y terminó con unos 950 millones de habitantes en 1800.
  • La última fase, en la que nos encontramos, ha sido explosiva y no ha conocido crisis agrarias generalizadas, aunque sí crisis económicas de diverso tipo.

Por lo que hace referencia al ámbito demográfico específico, nos interesan las medidas de los flujos:

  • TASA BRUTA DE NATALIDAD: multiplicamos los nacimientos de un año y un lugar por mil y los dividimos por la población total de ese año y lugar. El resultado se expresa en tantos por mil.
  • TASA BRUTA DE MORTALIDAD: multiplicamos las defunciones de un año y un lugar por mil y las dividimos por la población total de ese año y lugar. El resultado se expresa en tantos por mil.
  • TASA DE CRECIMIENTO NATURAL: restamos a la tasa de natalidad la de mortalidad.

NACIMIENTO Y FERTILIDAD
Durante el Régimen Demográfico Antiguo la natalidad era muy elevada en todo el mundo (40 por mil), como respuesta a la alta mortalidad infantil (sólo la mitad de los niños nacidos llegaban vivos a los 15 años de edad), por lo que debían nacer más del doble de niños de lo necesario para asegurar el reemplazo generacional.
Esta natalidad no era, sin embargo, natural, ya que se daban controles de natalidad bajo las formas habituales de aborto e infanticidio (sobre todo, de niñas). Como medios anticonceptivos comunes existe constancia del “coitus interruptus” (el más universal), la prolongación de la lactancia materna, el retraso en la edad del matrimonio y el celibato.
El matrimonio tardío y el celibato están estrechamente relacionados y constituyen los grandes limitadores de la fertilidad, al menos en las sociedades europeas del Antiguo Régimen.

  • En las familias humildes se retrasaba el matrimonio para asegurarse un mínimo de seguridad económica.
  • En las familias ricas si bien el matrimonio de una hija podía tener lugar muy pronto era compensado con el celibato de alguna otra.

Estos fenómenos, de raíz económica, tenían importantes repercusiones demográficas: se reducía o bien el tiempo fértil de la mujer o su aumento era compensado con el celibato de otra. Todo ello reducía de forma “no natural” la fecundidad.

Definimos la historia como la ciencia que estudia al hombre en el tiempo. Puesto que sabemos qué es el hombre, debemos saber qué es el tiempo o, al menos, cómo contarlo. El tiempo es el transcurso y la duración de las cosas, por lo que debemos tener medidas que nos permitan identificarlo. Vosotros sois capaces de contar el tiempo (minuto, hora, día, año), pero como la historia habla de mucho tiempo necesita medidas aún más grandes: siglos, milenios, etapas históricas, eras… Veamos las medidas más comunes:

  • Un día es lo que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre sí misma.
  • Un año es lo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol.
  • Un lustro son cinco años.
  • Una década son diez años.
  • Un siglo con cien años.
  • Un milenio son mil años.

Pero el hombre, para conocer su historia, ha tenido que idear otras formas de organizar el tiempo, el tiempo histórico. En la civilización occidental, la nuestra, hemos decidido dividir nuestro pasado en las siguientes etapas:

  • Prehistoria. Es la etapa más larga que abarca desde la aparición del primer homínido hasta el comienzo de la historia (escritura). Engloba diversas fases: Edad de Piedra (Paleolítico, Neolítico) y Edad de los Metales (Cobre, Bronce e Hierro).
  • Edad Antigua. Comprende el origen y evolución de las grandes civilizaciones: las urbanas (Mesopotamia y Egipto) y las clásicas (Grecia y Roma). Cronológicamente, se sitúa entre la escritura y la desmembración del Imperio romano (siglo V).
  • Edad Media. Abarca desde el siglo V hasta el XV.
  • Edad Moderna. Duraría desde mediados del siglo XV (descubrimiento de América, caída de Constantinopla, invención de la imprenta) hasta finales del siglo XVIII.
  • Edad Contemporánea. Se iniciaría con el estallido de la Revolución francesa y abarcaría desde el siglo XIX hasta hoy.

Además, también en nuestra civilización occidental hemos tomado como año de referencia el nacimiento de Cristo (año 1), por lo que decimos que los años anteriores se encuentran “antes de Cristo” (a.C.) y los posteriores “después de Cristo” (d.C.). Las fechas anteriores al año 1 se ordenan de forma decreciente (vamos contando hacia atrás) y las posteriores de forma normal.

Para comprender lo que ha pasado a lo largo de la Historia existen unos profesionales, llamados historiadores, que investigan y escriben sobre los hechos acaecidos, intentando explicarlos. Uno de los más grandes historiadores que ha existido se llamaba Vere Gordon Childe, nacido en Australia en 1892 y muerto en 1957. Sus escritos sobre la revolución neolítica y sobre las civilizaciones del Próximo Oriente siguen siendo hoy muy importantes. Veamos uno de estos escritos, adaptado para que vosotros lo comprendáis:

Toda civilización urbana viene caracterizada por los siguientes elementos:

  • En la ciudad se encuentran especialistas en distintos oficios, como funcionarios, transportistas, artesanos o comerciantes. Estos especialistas cambian sus servicios o productos por los alimentos que reciben de los agricultores.
  • Las ciudades son más grandes que los poblados neolíticos y cada uno de sus habitantes ocupa menos espacio, ya que no lo necesita para cultivar alimentos.
  • Algunos especialistas se dedican a producir obras de arte, mientras que otros inventan novedades.
  • La escritura y los números se inventaron por la necesidad de llevar las cuentas de las cosas que se intercambiaban y apuntarlas.
  • También se inventaron entonces las matemáticas, la geometría y la astronomía.
  • Una autoridad centralizada cobraba los impuestos y administraba la riqueza acumulada.
  • Esa autoridad imponía su poder sobre todos cuantos vivían en un mismo territorio.
  • Muchas de aquellas ciudades levantaron grandes monumentos para demostrar su riqueza.
  • Había un gran comercio, incluso a largas distancias.
  • Existió una gran diferencia entre ricos y pobres.

Adaptado del libro de V.G. Childe Los orígenes de la civilización.

Pero no todo lo que sabemos sobre la Historia lo tenemos que leer en los libros de los historiadores, ya que estos elaboran sus escritos a partir de otras fuentes: son los documentos históricos. Alguno de ellos ya lo conocéis porque habéis investigado sobre él, como el Código de Hammurabi. Lee atentamente este párrafo extraído de él:

LEY 8.- Si alguien roba un buey o una vaca o un asno o un cerdo o una barca y lo robado pertenece a los templos o al Estado, restituirá treinta veces su valor. Si pertenece a un ciudadano, lo restituirá diez veces.
LEY 132.- Si se murmura acerca de las relaciones de una esposa con otro hombre, aunque no haya pruebas de sus relaciones con ese hombre, la mujer se arrojará al río por amor a su marido.
LEY 195.- Si un hijo golpea a su padre, se le amputará la mano.
LEY 196.- Si alguien destruye el ojo de un miembro de la aristocracia, se destruirá su ojo.
LEY 198.- Si destruye el ojo de un plebeyo, pagará una multa.
LEY 199.-Si destruye el ojo de un esclavo, pagará a su amo la mitad del valor del esclavo.

Ahora vas a leer un antiguo papiro egipcio:

¿No te acuerdas de la condición del campesino cuando se tasa la cosecha? Las hormigas se llevan la mitad del grano y el hipopótamo se come el resto. Las ratas son numerosas en el campo y la langosta nunca falta. Viene el funcionario de impuestos y le dice: “Danos el grano”. Pero no hay. Lo golpean, lo atan y lo tiran al pozo.

He visto al herrero con las manos como la piel de un cocodrilo. Apestaba más que un pescado podrido. El picapedrero acaba su faena con los brazos destrozados… El barquero que transporta las mercancías al delta trabaja hasta que sus brazos no pueden más. Los mosquitos le acribillan. El tejedor se ahoga en el aire irrespirable… El panadero se quema las manos con el fuego, o se cae a las llamas… El pescador está peor que los otros, porque está en el río, donde le esperan los cocodrilos.

Por ultimo, estos son unos consejos que un escriba dejó escritos para su hijo hacia el año 2000 a.C.:

Pon todo tu empeño en aprender. No hay nada realmente que pueda compararse con la dureza del trabajo manual. Lo que hayas aprovechado en un solo día de escuela es ganancia para la eternidad.

La Revolución francesa marca el inicio de la nueva época. ¿Qué cambios se producen?

  • En lo político, pasamos del ABSOLUTISMO AL LIBERALISMO.
  • En lo social, de la desigualdad basada EN EL NACIMIENTO, a la desigualdad producto de la RIQUEZA.
  • En lo económico, se consolida el CAPITALISMO INDUSTRIAL.
  • En lo jurídico, aparecen LAS CONSTITUCIONES y el hombre es considerado IGUAL ANTE LA LEY.
  • En lo demográfico, se produce la gran explosión demográfica que supone el paso del régimen demográfico antiguo al moderno.
  • Las mentalidades cambian impulsadas por un proceso singular, el éxodo rural que va a despoblar los campos y abarrotar las ciudades.
  • La estructura familiar también cambia, debido tanto a los cambios demográficos como a los culturales. Pasamos de familias extensas, donde las solidaridades de los lazos de parentesco desempeñan un papel aún esencial, a familias nucleares, donde el individualismo marca la pauta.

Pero la Edad Contemporánea ha supuesto cambios acumulativos, que han variado sustancialmente logros que entonces se consideraban definitivos:

  • Del LIBERALISMO hemos pasado a la DEMOCRACIA. En este sentido, hemos asistido a la transformación de la soberanía nacional y el sufragio censitario en soberanía popular y sufragio universal.
  • Del inicial CAPITALISMO INDUSTRIAL (NACIONAL) apenas quedan restos, asumidos por un CAPITALISMO GLOBAL (TRANSNACIONAL). Contemplamos hoy un mundo caracterizado por una fuerte oposición Norte-Sur o Países Desarrollados-Países Subdesarrollados, con características socioeconómicas contrastadas.
  • Las desigualdades basadas en la riqueza, muy importantes aún hoy, han sido minimizadas, al menos en los países más desarrollados, a través de lo que conocemos como ESTADO DE BIENESTAR.
  • La evolución demográfica del siglo XX, con la extensión de la explosión poblacional a todo el planeta, ha desbordado todas las previsiones y hoy es uno de los grandes problemas de futuro. Muchas poblaciones, no obstante, se han vuelto regresivas (las desarrolladas envejecidas), mientras otras (las subdesarrolladas jóvenes) pugnan por salir del atraso secular a través de movimientos migratorios muy intensos.
  • Hoy vivimos en un mundo urbano, individualista, derrochador de recursos, agresivo con el medio ambiente… inviable.
  • Por último, la evolución contrastada de las diferentes culturas o civilizaciones está propiciando el surgimiento de un enfrentamiento muy grave que tiene sus extremos en el terrorismo integrista y la imposición militar de Occidente.

La Edad Moderna viene caracterizada por el surgimiento del Estado Moderno, en lo político, por la transición entre el Feudalismo y el Capitalismo, en lo económico y social, y por el abandono de la visión teocéntrica del mundo y su sustitución por el antropocentrismo (Renacimiento y Revolución Científica), en lo cultural y mental.
Veamos algunos aspectos interesantes de esta época:

  • Los DESCUBRIMIENTOS GEOGRÁFICOS suponen la incorporación de amplios territorios a la reducida Europa medieval.
  • Las MONARQUÍAS AUTORITARIAS (Estados Modernos) incorporan o perfeccionan los distintos instrumentos que después definirán cualquier Estado: burocracia, ejército permanente, impuestos regulares… A partir del siglo XVII asistimos al intento de perpetuación en el poder de las monarquías, primero mediante el ABSOLUTISMO y después con el DESPOTISMO ILUSTRADO.
  • Económicamente, estos siglos contemplan la transición entre el Feudalismo y el Capitalismo.
  • En lo social, es una época caracterizada por el predominio de las clases privilegiadas, aquellas que disfrutan de derechos, sobre las clases no privilegiadas, aquellas que tienen deberes. Se estructura así una sociedad piramidal, en la que el nacimiento y no la riqueza determinan la posición social. Este estado de cosas comienza a ser cuestionado por las clases burguesas, que controlan el poder económico pero carecen de influencia política.
  • En cuanto a las MENTALIDADES, asistimos a un progresivo deterioro del control eclesiástico sobre la sociedad.

La invasión de los pueblos germánicos provoca la caída del Imperio Romano de Occidente (476 d.C.) y da inicio a la Edad Media. Este nuevo periodo histórico abarca mil años, terminando hacia 1492, con el descubrimiento de América. Normalmente dividimos esta fase de la historia en dos: Alta Edad Media (hasta el año mil, aproximadamente) y Baja Edad Media.

Características de la Alta Edad Media:

  • Predominio del mundo rural, ya que ante el paulatino debilitamiento del poder público, la población se agrupó en aldeas defendidas por castillos, ante los peligros externos (invasiones, bandidos…).
  • Economía basada en la agricultura y la ganadería, con aportes añadidos de la caza y la recolección de los amplios bosques (frutos y leña).
  • Sociedad en transición desde el esclavismo (siguen existiendo esclavos) hacia el feudalismo (importancia del colonato y la encomendación de hombre a hombre).
  • La unidad cultural mediterránea propiciada por el Imperio Romano se rompe, dando lugar a tres civilizaciones diferenciadas:
    • El Islam, en el Este y Sur del Mediterráneo.
    • El Imperio Romano de Oriente (Bizancio).
    • La cristiandad latina, fragmentada en múltiples reinos germánicos, que intentan mantener la herencia romana, sustentada en la labor de la Iglesia.
  • El arte, que denominamos prerrománico, responde a las tradiciones culturales de cada región. En los lugares dominados por Bizancio y el Islam se desarrolla un arte mucho más rico y homogéneo.

Características de la Baja Edad Media:

  • Reaparece con gran energía el mundo urbano: comerciantes, artesanos, universidades.
  • La economía sigue siendo básicamente agraria, aunque cobra mayor importancia el comercio y la artesanía.
  • Se asienta el Feudalismo como forma de organización social y política: el hombre recobra parte de su libertad, aunque permanece sometido a otros hombres (vasallo y señor). Políticamente, las unidades territoriales son dominadas por estos señores, de los que poco a poco surgen reyes que reinan sobre territorios más amplios (monarquías feudales).
  • Se produce una gran expansión económica y de la población; en el siglo XIV, el aumento demográfico y la imposibilidad de aumento de la producción provocan un desequilibrio población-recursos que da lugar a una gran crisis (Peste Negra en 1351).
  • Aparecen en el arte dos grandes estilos que afectan a toda Europa: románico y gótico. Ambos son fundamentalmente religiosos, lo que nos indica la importancia de la Iglesia en estos momentos.

¿Qué significa CIVILIZACIÓN CLÁSICA? En nuestro mundo, entendemos por civilización clásica aquella que se desarrolla en el Mediterráneo, en las tierras de Grecia e Italia, en los milenios anterior y posterior al comienzo de nuestra era. Y la llamamos así porque muchos de los aspectos que desarrollaron forman hoy parte de nuestra cultura.
Pero no estamos ante una cultura uniforme. Por el contrario, Grecia y Roma son muy diferentes, de ahí que su riqueza sea mucho mayor y sus aportaciones más diversas. Veamos algunas de las herencias que nos han dejado:

  • LA DEMOCRACIA o poder del pueblo. Fue practicada por vez primera en Grecia y su ejemplo más conocido es la ciudad-Estado de Atenas en el siglo V a.C.
  • EL ARTE hecho a la medida del hombre, que expresa el pensamiento racional o el sentimiento de este hombre.
  • LA HISTORIA como la ciencia que estudia los hechos que llevan a una sociedad a constituirse como tal.
  • LA FILOSOFÍA estudia el sentido de la vida del hombre, cómo piensa y cómo actúa, y el porqué de sus actos.
  • EL DERECHO es la forma de organización que una sociedad adquiere para desenvolverse de una forma correcta y así atenuar los conflictos que puedan surgir.

¿Qué características podemos señalar como más importantes?

  • Colonización y fundación de nuevas ciudades: mercantiles en Grecia (como Marsella o Ampurias) y políticas en Roma (como Mérida o Sevilla), unidas por calzadas o por rutas marítimas.
  • Unificación cultural mediante una lengua (latín) y el derecho (Derecho romano).
  • Sociedad y economía basadas en la esclavitud. Economía monetaria común.
  • Preocupación por el estudio del hombre y de la naturaleza, lo que lleva al desarrollo de la historia, la filosofía, el pensamiento racional, la mitología y la astronomía.
  • Arte. Arquitectura caracterizada por el empleo de los órdenes clásicos (dórico, jónico y corintio), edificios funcionales (templos, termas, teatros, circos…), obras de ingeniería y urbanismo (acueductos, puentes, calzadas). Escultura con el hombre como centro y tema principal (atletas griegos o emperadores romanos). Otras actividades son la cerámica en Grecia y la pintura mural y el mosaico en Roma.
  • En el aspecto religioso, destaca la evolución desde el politeísmo griego y romano hasta la aparición del monoteísmo cristiano.

Aquí os dejo algunos esquemas realizados por mí para entender mejor algunos aspectos de los mundos griego y romano:

Utilizamos el término PREHISTORIA para designar el espacio de tiempo que se sitúa ANTES DE LA HISTORIA, y que delimitamos desde la aparición del primer homínido antepasado del hombre actual, hace aproximadamente unos 5 millones de años, hasta la invención de la escritura, en tierras mesopotámicas, hace unos 5.000 años.
Este larguísimo periodo de la historia del hombre está marcado por dos circunstancias:

  • La evolución del género humano desde homínidos apenas diferentes a otros primates actuales hasta el homo sapiens sapiens.
  • La inexistencia de documentos escritos que nos informen sobre la vida de estas poblaciones (ya que no existía la escritura), por lo que lo que sabemos sobre ellas está basado en estimaciones y deducciones logradas a partir de restos materiales (restos humanos, instrumentos de piedra o metal, indicios de lugares de habitación, manifestaciones artísticas…) Y DEL ESTUDIO DE HOMBRES PRIMITIVOS ACTUALES (que desconocen los metales y conservan formas de vida que creemos parecidas a nuestros antepasados).

Partiendo de los restos encontrados, y según el material con el que estén fabricados, dividimos la Prehistoria en dos etapas:

  • EDAD DE LA PIEDRA que se divide a su vez en:
      – PALEOLÍTICO (de “paleo”, vieja; y “litos”, piedra) o EDAD DE LA PIEDRA TALLADA, pues en este periodo la piedra era trabajada mediante percusión (para separar unos pedazos de otros) y talla (para dar forma a las lascas y laminas obtenidas con anterioridad). Se extiende desde los primeros homínidos hasta hace aproximadamente unos 10.000 años.
      – NEOLÍTICO (de “neo”, nueva; y “litos”, piedra) o EDAD DE LA PIEDRA PULIMENTADA, ya que ahora la piedra se trabaja de forma distinta y ofrece un acabado (pulimento). Pero la característica fundamental de esta nueva etapa es la aparición de la agricultura y la ganadería que, como veremos después, provoca cambios decisivos en la historia de la humanidad.
  • EDAD DE LOS METALES en la que el material trabajado será el metal: primero, el cobre; después, el bronce; por último, el hierro, el más resistente y práctico. Esta etapa es ya de transición con la historia, pues aparecen ciudades y estados, que precisan de la escritura para su supervivencia.

Aquí os dejo una presentación introductoria a esta fascinante etapa de la Historia de la Humanidad:

Y para que indaguéis, unas cuantas páginas interesantes:

Esto es una muy pequeñita introducción a la Historia.

¿QUÉ ES LA HISTORIA?
La historia es una ciencia social que estudia el desarrollo de las sociedades en el tiempo.

¿QUÉ PRETENDE EL ESTUDIO DE LA HISTORIA?
El objetivo del conocimiento histórico es estudiar nuestro pasado para comprender nuestro presente y obtener así herramientas adecuadas para construir nuestro futuro.
Vosotros, en cuanto ciudadanos de un país democrático, debéis ser capaces de formar juicios razonables sobre cualquier acontecimiento o proceso que os afecte personal o colectivamente. En este sentido, la historia os proporcionará el bagaje intelectual adecuado para acometer semejante desafío.

¿QUIÉNES SON LOS PROTAGONISTAS DE LA HISTORIA?
Todas las personas protagonizan la historia, pero no consideradas individualmente, sino en sociedad.

¿CÓMO SE CONOCE EL PASADO?
La historia es una ciencia que necesita seguir un método de investigación basado en los siguientes pasos:

  • Seleccionar el asunto objeto de estudio
  • Situar dicho asunto en un marco espacial y temporal concreto
  • Seleccionar y clasificar el material de trabajo: fuentes, bibliografía.
  • Formular preguntas y establecer hipótesis sobre diversos aspectos del acontecimiento que se estudia
  • Extraer conclusiones

LOS GRANDES PERÍODOS DE LA HISTORIA

Para ordenar los acontecimientos históricos, el mundo occidental ha dividido su pasado en etapas (división convencional):

  1. Prehistoria. Es la etapa más larga que abarca desde la aparición del primer homínido hasta el comienzo de la historia (escritura). Engloba diversas fases: Edad de Piedra (Paleolítico, Mesolítico, Neolítico) y Edad de los Metales (Cobre, Bronce e Hierro).
  2. Edad Antigua. Comprende el origen y evolución de las grandes civilizaciones: las urbanas (Mesopotamia y Egipto) y las clásicas (Grecia y Roma). Cronológicamente, se sitúa entre la escritura y la desmembración del Imperio romano (siglo V).
  3. Edad Media. Abarca desde el siglo V hasta el XV. Es un período complejo en el que distinguiríamos las invasiones de los pueblos bárbaros y el surgimiento y desarrollo de grandes imperios (bizantino, musulmán, carolingio). Asimismo, el final del imperio carolingio iniciaría el comienzo del período feudal (siglos X-XV).
  4. Edad Moderna. Europa se expansiona (descubrimientos geográficos y científicos) e inicia un dominio sobre el resto del mundo. Duraría desde mediados del siglo XV (descubrimiento de América, caída de Constantinopla, invención de la imprenta) hasta finales del siglo XVIII.
  5. Edad Contemporánea. Se iniciaría con el estallido de la Revolución francesa y con los inicios de la Revolución industrial.

LA SUCESIÓN Y CONTINUIDAD HISTÓRICAS
Todos los acontecimientos que estudiemos se hallan inmersos en una continuidad, porque la historia se construye a través del tiempo y está cambiando continuamente.
Además, cualquier acontecimiento histórico está siempre relacionado con otros que han sucedido antes e influyen en los hechos futuros. Es lo que los historiadores denominamos causas y consecuencias.

LAS FUENTES HISTÓRICAS
Las fuentes históricas son los diferentes materiales que proporcionan información relativa a hechos del pasado. Cuanto más reciente sea el hecho estudiado, dispondremos de más cantidad de fuentes.
Existen diversas formas de clasificar las fuentes. Una de ellas es la siguiente:

  • Fuentes primarias o históricas, que son las que nos han llegado de forma directa. Podemos dividirlas en:
    • Restos materiales, donde incluimos restos artísticos (arquitectura, escultura y pintura) y útiles de la vida cotidiana.
    • Documentos escritos, que pueden ser públicos (un código de leyes) o privados (una carta).
    • Documentos audiovisuales (fotografía, cine, televisión, etc.).
  • Fuentes secundarias o historiográficas, que son informaciones que nos llegan de forma indirecta (escritos de un historiador).

Y ahora, algunas páginas en las que puedes bucear para irte introduciendo en el conocimiento de la Historia:

  1. Primero, una definición y caracterización: ¿qué es la Historia? en la Wikipedia.
  2. Segundo, una muy breve explicación en la Kalipedia.
  3. Desde luego, un juego de Historia.
  4. Un tema para no olvidar: el holocausto.
  5. La recopilación de podcasts de la Rosa de los Vientos.
  6. Una revista sobre Historia.
  7. Y para terminar, algo impresionante (en inglés): el portal de Historia de la BBC.