Skip navigation

Definimos la historia como la ciencia que estudia al hombre en el tiempo. Puesto que sabemos qué es el hombre, debemos saber qué es el tiempo o, al menos, cómo contarlo. El tiempo es el transcurso y la duración de las cosas, por lo que debemos tener medidas que nos permitan identificarlo. Vosotros sois capaces de contar el tiempo (minuto, hora, día, año), pero como la historia habla de mucho tiempo necesita medidas aún más grandes: siglos, milenios, etapas históricas, eras… Veamos las medidas más comunes:

  • Un día es lo que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre sí misma.
  • Un año es lo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol.
  • Un lustro son cinco años.
  • Una década son diez años.
  • Un siglo con cien años.
  • Un milenio son mil años.

Pero el hombre, para conocer su historia, ha tenido que idear otras formas de organizar el tiempo, el tiempo histórico. En la civilización occidental, la nuestra, hemos decidido dividir nuestro pasado en las siguientes etapas:

  • Prehistoria. Es la etapa más larga que abarca desde la aparición del primer homínido hasta el comienzo de la historia (escritura). Engloba diversas fases: Edad de Piedra (Paleolítico, Neolítico) y Edad de los Metales (Cobre, Bronce e Hierro).
  • Edad Antigua. Comprende el origen y evolución de las grandes civilizaciones: las urbanas (Mesopotamia y Egipto) y las clásicas (Grecia y Roma). Cronológicamente, se sitúa entre la escritura y la desmembración del Imperio romano (siglo V).
  • Edad Media. Abarca desde el siglo V hasta el XV.
  • Edad Moderna. Duraría desde mediados del siglo XV (descubrimiento de América, caída de Constantinopla, invención de la imprenta) hasta finales del siglo XVIII.
  • Edad Contemporánea. Se iniciaría con el estallido de la Revolución francesa y abarcaría desde el siglo XIX hasta hoy.

Además, también en nuestra civilización occidental hemos tomado como año de referencia el nacimiento de Cristo (año 1), por lo que decimos que los años anteriores se encuentran “antes de Cristo” (a.C.) y los posteriores “después de Cristo” (d.C.). Las fechas anteriores al año 1 se ordenan de forma decreciente (vamos contando hacia atrás) y las posteriores de forma normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: